Pon un novelista en tu empresa

Por: - - , , .

Si no has leído nada de Mohsin Hamid, tú te lo pierdes.

Puedes remediarlo en tu librería más cercana. Te recomiendo empezar con Cómo hacerse asquerosamente rico en el Asia emergente. Una historia de amor que parodia a los libros de autoayuda, en la que el protagonista pasa de pobre chico rural a multimillonario metropolitano gracias a la explotación de un recurso escaso: el agua.

Pero no he venido aquí para hablar del libro de Hamid, sino para contarte cómo este autor aclamado por la calidad de sus novelas se ha transformado en estratega corporativo, con el todavía novedoso título de Chief Storytelling Officer. Porque si ahora el marketing va de contar historias, es mucho mejor contratar a un novelista que a un MIBer. Zapatero a tus zapatos.

Si ahora el marketing va de contar historias, es mejor contratar a un novelista que a un MIBer. tweet-this

Una novela basada en hechos reales

Aunque alucines, un grado en Filología puede llevarte al Empíreo del C-suite, a condición de que no te dediques a la crítica literaria y hayas aprovechado tus lecturas para convertirte en un excelente narrador.

Una búsqueda rápida en LinkedIn muestra que hay al menos un par de docenas de profesionales que ostentan u ostentaron el cargo. Precursora en este tipo de contrataciones fue la empresa Nike y bien valdría la pena que los CEOs empiecen a tomar nota.

A finales de 2014, cuando Hamid —que vive en Pakistán— ya había sido reconocido por el New York Times como una de las voces más originales de su generación por Cómo hacerse asquerosamente millonario en el Asia emergente, recibió la llamada de agencia creativa Wolff Olins. Sí, ese Wolff Olins, el de los Beatles y Apple Records y que hoy tiene entre sus clientes a PriceWaterhouseCooper, Windows o la ciudad de Nueva York.

Le proponían transformarse en el CSO de Wolff Olins. La misión: ayudar a los CEOs de los clientes de la agencia a contar la historia de sus corporaciones.

Como la primera novela de Hamid se titula Humo de mariposa, no faltará el descreído que piense que esta es una más de humo a sumarse al mucho ya emitido en torno a las redes sociales, el marketing de contenidos y otros intangibles de esta etapa de Internet.

Qué puede hacer un novelista por tu empresa

En la entrevista publicada por Fast Company, Mohsin Amid cuenta de qué va su trabajo.

El ejercicio narrativo es una manera creativa de pensar en la estrategia. tweet-this

Hamid dice que es el equivalente, en su trabajo de escritor, a escribir el primer borrador de una novela. Y se extiende: “A menudo, los líderes que están tratando de crear una narrativa interna se encuentran con que el final perfecto que quieren transmitir a los equipos no pueden alcanzarse en virtud de los planes existentes. Esto les permite empezar a pensar creativamente en la estrategia que los ayudará a alcanzar ese final ideal que desean contar.”

La creación de la narración es una manera de rediseñar la estrategia. tweet-this

Hay tres momentos clave en los que una organización necesita elaborar una narrativa que libere las capacidades creativas de todos sus miembros:

  1. El lanzamiento, cuando el mundo necesita saber quién eres.
  2. Los cambios, tanto en el accionariado como en el liderazgo, cuando el mundo necesita saber en qué te estás transformando.
  3. La fase de estancamiento, por crecimiento lento o nulo, cuando el mundo necesita saber que sigues siendo dinámico.

Mohsid Hamid también tiene consejos para las empresas que quieren optimizar sus narrativas. Se basan en su experiencia como escritor de buenas novelas.

  • Llama a las cosas por su nombre.
  • Pon a tu audiencia en el centro de la acción.
  • Permite que la audiencia tenga emociones y pueda etiquetarlas o exteriorizarlas.
  • Sé claro y sencillo.

Y si nada de esto te sale demasiado bien:

  • Contrata a un novelista.

La construcción de una narrativa de la empresa está en el corazón de una estrategia de contenidos sana y sólida. De lo contrario, todos los esfuerzos en el marketing de contenidos serán huecos y sólo generarán más ruido y contenidos de baja calidad que ahuyentarán a las audiencias.

¿A qué escritores españoles contratarías para que sean tu novelista corporativo? Puedo pensar en unos cuantos.

¿Hablamos?

Conózcanos